domingo, 12 de abril de 2009

Etapa 8: alvaiazere - coimbra. Todo lo que sube baja y Todo lo que baja sube

DATOS
Hora de salida: 8:06
Tiempo total: 11:44
Km:  82.5
Tiempo pedaleando: 7:13
Velocidad media: 11.4
Velocidad máxima: 51.5

CRÓNICA

Es descubrimiento que hicimos hoy está a la altura del mismísimo Newton. El descubrió la ley de la gravedad, y nosotros justamente la inversa... Para que bajar su luego hay que subir? "por Paredes & Santos"

El día amaneció amenazante... Con mucho frío, niebla en las cumbres y chuvascos intermitentes, así que había que prepararse. Nos equipamos con todo cuanto llevábamos para estas eventualidades. Calcetines gruesos, perneras, cortavientos, chuvasquero, gorro braga y guantes largos. Con esa equipación he salido a pedaleár con -7 grados, pero lo cierto es que la humedad y el frío, unos 7 grados sobre cero, hacían que no sobrara nada.

Nada más salir del pueblo, primera en la frente... Bajada con flecha a la izquierda y camino con una rampa muy dura. Nos lanzamos a la subida de unos 500 metros muy muy duros, y más aún calentar. Ninguna flecha en el camino y al llegar arriba, a investigar... Nada de nada! Volvemos a bajar, y 2 metros delante de esa flecha, otra indicaba seguir bajando de frente... La cosa empezaba mal, pero al menos que no le pase más a nadie... Tachamos la flecha errónea y pusimos una de frente.

A partir de ahí, la cosa empezó a subir y subir y subir, todo por carretera y tendido... Y además empezó a llover... Y tanto subir, para luego bajarlo todo y más, de golpe y rápidamente.

  Tras varios pueblecitos, de nuevo unas rampas impresionantes donde no se puede hacer otra cosa que echar pie a tierra para de nuevo bajar a Ansiao. Poco antes de llegar, evitamos unos 100 metros de camino por estar paralelos a la carretera y llenos de zarzas. Allí  sellamos la credencial en los bombeiros.

Y de nuevo a subir para bajar otra vez, y de nuevo empujar la bicicleta y de nuevo bajar... Eso sí, por bosques y valles muy bonitos. Aquí nuestra guía indicaba una alternativa para bicicletas, que por supuesto, descartamos.

Y así llegamos a Alvorge, donde tuvimos que pasar por una finca para evitar un camino totalmente cerrado de maleza.

Y después... Alguien lo adivina? Pues si, subir para luego bajar!!

Por cierto, que ahora, las indicaciones de fátima y Santiago, van en sentido contrario, ya que hemos dejado atrás este santuario portugués, que hemos optado por no visitar ya que siendo semana santa, estaría muy muy masificado.

Lo peor llegaría llegando a rabacal, donde las flechas se pierden totalmente. Nos hemos echado más de 1 hora investigando para no concluir nada... Para finalmente encontrarlas de nuevo a 1 km del pueblo y volver a perderlas. Así que mientras Santos pedía la comida y me la cantaba por el walkie, yo anduve el camino hacia atrás buscando flechas, retrocediendo casi 3 km para concluir que, de nuevo, una flecha estaba mal. Te manda de frente, pero las flechas siguen a la izquierda! Aghhh!!!!!!!!!!!!

Cuando terminamos de comer nuestro bocadillo eran casi las 3 y nos quedaban 30 km hasta Coimbra... Así que nos lanzamos al camino de nuevo con flechas que no llevan a ninguna parte... E incluso una señal oficial que indica mal el camino!!!!!

A partir de ahi... Se bordean unos montes de altura considesble a lo largo de un cauce totalmente seco... En un paraje totalmente idílico. El silencio, la paz, la tranqulidad de ese lugar es para quedarse allí, sin moverse... Sin pensar, disfrutando del momento!! Después la subida se hace más dura pero igualmente idílica... Eso sí, el silencio desaparece ya que la respiración deja de ser silenciosa jejeje

Y claro... Después del sufrimiento, una bajada brutal donde todos los metros ganados con el sudor de la frente durante decenas de minutos, se esfuman en minuto y medio... Para luego encontrarte una fuerte petada hasta las ruinas de Coimbriga.

Aquí tuvimos que optar por no visitar las ruinas, con mucho pesar, ya que se nos hacía tarde y el camino aun era largo... Pero tiene muy buena pinta!!

Luego una larga bajada que nos deja en un largo "paseo" por el bosque, mal señalizado de terreno arcilloso, que a punto está de acabar con las mecánicas ya que la cadena estaba totalmente embarruntada y churriana cadena, cambio y hasta yo! Como me recordaba esto a mi primer camino por tierras navarras!!!

Y ya después de una bajada, cuando coimbra esta a 5 km y todavía más abajo... De nuevo unas rampas criminales para subir a un pueblecito que aún ahora no se por qué se sube allí... Exacto, para luego bajar 300 metros más adelante en la carretera que llevábamos. Para compensar, tomamos arriba una cervecita.

Y ya, por fin, bajamos y bajamos hasta coimbra... Pero esto no acaba ahí...

El cansancio era tal, que hacía rato que alternativamente no veíamos flechas obvias, y está vez, preguntando por los bombeiros a 4 o 5 personas, pasamos 4 veces por delante sin verlos.

Allí nos dijeron que no tenían instalaciónes acondicionadas para alojamiento, y que fuéramos al puente nuevo (a unos 2 km río arriba) a los zapadores, que ellos tendrían. Como alternativa, llamamos a las pousadas da juventude y reservamos sitio.

Lo dicho... Sin pensar allá nos fuimos, sin saber la dirección ni nada por el estilo, así que al llegar... Tuvimos que dar vuelta. Aprovechamos para lavar las bicicletas en una gasolinera y luego unas tremendas cuestas para llegar a la pousada... Que mañana tendremos que bajar ya que el camino transcurre a lo largo del río... es nuestro sino hoy!!! Ya que para cenar bajamos los casi 2 km hasta el río para después volver a subirlos, eso sí, con un buen bacalhau a braz en el buche, que es lo más parecido a una tortilla que te puedes comer en Portugal jerjejeje.

Por cierto, para quien no conozca coimbra, es sencillamente espectacular!!!
En cada calle hay una fuente y un monumento!!

Por cierto que hoy nos hemos encontrado más españoles que portugueses... Eso sí, de turismo, porque lo que son peregrinos, de momento ninguno!!!


REFLEXIÓN

En los caminos, las bajadas hay que disfrutarlas y aprovecharlas para descansar y dar un impulso para hacer las subidas lo más llevaderas posible.
En la vida ocurre lo mismo... No hay bonanza que dure siempre, y aunque no es cuestión de estar obsesionado con que llegará una rampa muy empinada, si debemos aprovechar las bajadas para allanar lo más posible los momentos más duros que nos lleguen.

Más cansado que nunca, boa noite et ultreia et suseia!

4 comentarios:

Sebas dijo...

¿Cómo te va Marcos?.
Menos mal que de momentos sólo pierdes las flechas amarillas ¿o también hubo alguna otra cosa?...
Debéis de estar pasando por unos sitios reálmente bonitos ya que estás acostumbrado a las tierras Gallegas.
Espero que a pesar de las malas indicaciones, en lo demás todo siga igual de bien.

Ánimo para los dos.

Pedalseronia dijo...

Suerte en la próxima etapa, creo recordar que en esta etapa es donde llegas a Oporto. Tened cuidado que allí me encontré con una flecha que nos enviaba a un cortado que era casi imposible subir. Suerte y ojo.

RoberGalán dijo...

Ánimo Chicos, ya estáis cerca de Oporto y desde allí ya veréis como las indicaciones mejoran, eso si el tiempo os lo dán revuelto, ojalá os respete.

Un abrazo y esperamos con ansia esas crónicas.

Figueirolas dijo...

Olá, soy português e estoy planeando el camino frances para julio e me di com tu blog en bicigrino.
El camino portugues desde Oporto lo hice el año passado e está mas o menos bien marcado pero "atencion" a la saida de OPorto que tienes que ter mucha atencion por lo transito e a la saida de la "Sé do Porto"
Saludos e buen camino.