domingo, 19 de abril de 2009

Etapa 14: briaños - Santiago de Compostela. Por fin abrazamos al apóstol


DATOS
Hora de salida: 9:11
Tiempo  total: 6:10
Km:  48.9
Tiempo pedaleando: 3:59
Velocidad media: 12.2
Velocidad máxima: 39.9

CRÓNICA

El gran día ha llegado. Por fin llegamos al destino deseado después de más de 1000 kilómetros. Y este año además, hemos podido abrazar al apóstol y cumplir así con un ritual que el año pasado no pudimos realizar.

Detallar el transcurso de la etapa de hoy me resulta difícil.... O más bien, muy fácil...
Siempre me ocurre que en la última etapa estoy en una nube y no suelo enterarme demaiado de las cosas que ocurren a mi alrededor.

Por primera vez en todo el camino, la partida del albergue fue también la despedida hasta siempre de los peregrinos con los que compartimos charla, risas y lo que quedaba de LC. Así que "buen camino" para todos ellos!

Era el último día y queríamos evitar llegar empapados, así que de nuevo íbamos controlando los nubarrones, que nos obligaron a parar a desayunar en caldas de reis. Desde allí, ya nos adentramos en sendas y corredoiras, muy mojadas, con imágenes espectaculares del agua evaporada de la hierva subiendo en contraste con el sol que salía nada más haber descargado los enormes nubarrones.
Hemos pasado por más cruces hoy que el resto del camino... De campos a bosques y a pequeñas aldeas para de nuevo volver a los campos verdes... Así hasta padrón, donde se dejaba notar la vorágine de un pueblo grande.  Allí tuvimos que subsanar la última avería... Un pinchazo en la rueda trasera de su bicicleta.


El siguiente punto era llegar a casa de Santos que está apenas a 300 metros del camino y donde hicimos una parada logistica, para dejar las alforjas y así estar más tranquilos por Santiago. Por cierto, que, casualidades del camino, justo al llegar a la puerta de su casa, el cuentakilómetros del gps marcaba exactamente 1000 km de aventura desde faro! Vamos a encargar el típico cartel en madera que ponga "Faro 1000 km"!!

Desde ahí prácticamente todo subida hasta o Milladoiro. Ahí ya estaba yo ensimismado... No fui consciente hasta ese momento de que el camino pasaba por carreteras secundarias por las que yo había pasado durante varios años, al lado de donde viví un par de años, pecisamente con Santos, y donde hasta no hace mucho, estaba nuestra oficina principal... Y yo sin darme cuenta de ello hasta que me vi, de repente, circulando en bicicleta por sus calles.

Allí, desde el monte do agro, se divisa a lo lejos la catedral... Y ya, sin tiempo que perder, nos lanzamos a la bajada que, nos llevaría ya a la entrada de Santiago y, tras callejear un poco, a la alameda, pombal, platerias... Para poder hacer el ritual de llegar al obradoiro de espaldas a la catedral y a la de 3 girarse para, por tercer año consecutivo, sentir una emocion especial... El culmen de 2 semanas de vivencias e historias para recordar. Nos abrazamos los dos, contemplamos la catedral en silencio.... Por cierto, la catedral de Santiago resalta mucho más, se contempla mejor y más bonita con el cielo gris de fondo!!!!

Allí, en el obradoiro vimos a los primeros bicigrinos de este año. Eran vascos y venían del camino francés. Luego nos fuimos encontrando alguno más, todos ellos del camino frances.

Recogimos nuestras mercidas compostelas, y nos fuimos a cumplir con el ritual del abrazo y visita a la tumba, así como para dejar nuestra ofrenda al apóstol. Un emotivo abrazo de reconocimiento y la ofrenda comprometida con Antonio de pedra furada (hemos cumplido!) y luego la visita a la tumba con una ofrenda que nos acompañó todo el camino desde que apenas habíamos recorrido 2 kilómetros en faro.

Una vez cumplido... Ya nos fuimos a comer tranquilamente, con la paz interior de haber culminado nuestro objetivo.

REFLEXIÓN

Este camino ha sido totalmente diferente a los dos que he realizado anteriormente. Quizás sea el camino ideal para quien quiera vivir en soledad el camino, y no tanto para quien quera vivir y compartir experiencias con otras gentes del camino. En cualquier caso, como digo siempre, cada uno vive su propio camino.

Hasta Oporto no hemos percibido que la gente de los pueblos y villas por las que pasa el camino, conozca o sea consciente de este hecho. A partir de Oporto, es mucho más evidente la influencia del camino en las gentes, la simbología, etc. Pero en cualquier caso, tiene ya todos los ingredientes para convertirse en una de las grandes vías de peregrinación a Santiago.

También quiero remarcar la amabilidad y trato exquisito de los bombeiros voluntarios con los peregrinos. Mi teoría es que el hecho de que casi todos ellos sean voluntarios, les da ese plus de amabilidad y servicio a los demás que tanto se echa en falta en muchos ámbitos de la vida cotidiana.

Este camino, además, me sirvió para descubir a Portugal más allá de las grandes ciudades. Y la sorpresa ha sido muy positiva. Más allá de pequeñas diferencias culturales y de desarrollo, o precisamente gracias a ello, conservan mucho de auténtico, de esa vida sencilla, abierta, dispuesta a ayudar cuando se les pregunta por cualquier cosa...

AGRADECIMIENTOS

Como es obligado en estos casos, el agradecimiento va para todos aquellos que consciente o inconscientemente, directa o indirectamente, han puesto su granito de arena para llevar a buen puerto está aventura.

Empezando por mi compañero de batallas...  Por su paciencia cuando dábamos mil vueltas para no perder ni una flecha en mi objetivo de grabar los tracks de la manera más fidedigna posible, y por cargar un año más con la botella de LC. 

A nuestras santas Mónica y Silvia, que no sólo han sufrido nuestra ausencia, sino que lo que es peor, sufrirán toda la vida nuestras batallitas del camino.

A la familia a quien mi propósito de no usar el móvil durante el camino, siempre les inquieta un poco...

A los compañeros de trabajo que me permitieron no leer el correo en 2 semanas... Y además, tener la tranquilidad de volver con todo en orden.
A todos los que habéis seguido el camino y nos habeis enviado ánimos por escrito o simplemente de pensamiento.

Y por supuesto a todas esas gentes anónimas que tan bien nos han tratado, acogido, atendido, y ayudado a lo largo de estos días.

MAÑANA

Hoy más que nunca, tiene sentido hablar de mañana.

En gallego hay una palabra que no tiene traducción al castellano. "derradeiro" es sinónimo de último, pero con el matiz de que en ningún caso habrá una continuación o una ocurrencia posterior. En este caso, hicimos la derradeira etapa de nuestro camino portugués... Pero estoy seguro de que en el futuro habrá más etapas y por tanto, no será la derradeira de mis caminos a Santiago.

Hemos llegado a buen puerto... Pero la vida sigue y pronto buscaremos nuevos puertos de destino.

Ultreia et suseia!!

viernes, 17 de abril de 2009

Etapa 13: Valença - Briaños. La etapa resumen


DATOS
Hora de salida: 10:06
Tiempo  total: 09:15
Km:  71.6
Tiempo pedaleando: 5:49
Velocidad media: 12.3
Velocidad máxima: 46.2

CRÓNICA

La etapa de hoy ha sido un compendio muy resumido de los ya más de 900 km de camino que llevamos. En un solo día hemos tenido lluvia, por supuesto, y sol como los primeros días. Hemos circulado por carreteras con mucho tráfico, por caminos frondosos y como no, por calzadas adoquinadas. Hemos cruzado pueblos desiertos y atravesado ciudades llenas de vida en la calle. Hemos vuelto a subir rampas imposibles y descensos de vértigo. Hemos atravesado zonas industriales muy alejadas de lo que un entorno idílico para un peregrino (porriño) y otros parajes de ensueño como la ribera del Louro. En definitiva, 900 km resumidos en apenas 70, todo concentrado y muy intenso.

Como siempre el día empezó diluviando así que alargamos el último desayuno portugués para, en una escampada, cruzar a España a través del último gran río que cruzaremos, el miño.

Después tui y a continuación, dos parajes antagónicos... Unas corredoiras impresionantes, donde a cada paso brotaba el agua, se oía el fluir de los regatos, los pájaros... Para luego adentrarse en el polígono de porriño, donde durante cerca de 6 km se circula entre coches y camiones en una frenética actividad.

A partir de ahí, he vivido las rías baixas como nunca antes las había vivido. Siempre las había cruzado por autopista o carretera, donde los desniveles son suavizados o eliminados... Pero hoy las he vivido desde dentro... Como lo viven los paisanos que viven y trabajan aquí. Las rías están separadas por auténticas murallas naturales. Montes de gran pendiente que se levantan de golpe a centenares de metros sobre el nivel del mar. Y hay que subirlos... Y también hay que bajarlos... Y esa experiencia de subir dándolo todo, y bajar con mucho cuidado por pendientes enormes, me ha permitido descubrir esa otra cara de las rías.

Pero realmente no llegamos a Galicia hasta que, poco antes de redondela, paramos a comer nuestra ración de pulpo y a tomar nuestra estrella Galicia... El bacalhau y la Sagres no están mal... Pero el producto nacional es incomparable.

Lo cierto es que nos tomamos la etapa con tanta calma que al final se nos hizo larguisuma la etapa... Y mucho más dura de lo previsto ya que además las piernas ya estaban bastante tocadas después del alto de Labruja. Incluso al pasar Pontevedra, donde teóricamente el terreno es más suave, sin hay que recorrer muchos caminos embarrados, muchas zonas de empuje, y muchas rampas duras.

Así, ya muy avanzada la tarde, llegamos a una nacional, la 550 en un punto muy familiar para mí... El muiño de baroña. Apenas hay que desviarse 300 metros del camino para visitar una cascada con molinos de agua rehabilitados para hostelería y degustar una cerveza y comer algo en un lugar único. Muy muy recomendable.

Después de hacer justamente esto, seguimos hasta el albergue, que está apenas a 2 km de allí... Y sorpresa, sólo quedaban 3 camas libres. Hay más de 20 personas aquí!!! Ya no sabía que era esto de dormir con gente... Pero lo estoy notando ahora mismo. Preveo que será una noche dura, porque la sinfonía de ronquidos es espectácular!

Ya que es el último día, compartimos el poco licor que quedaba con algunos de los peregrinos... Un padre y su hijo portugueses, 5 alicantinas y una méxicana, que ha preparado el camino al estilo de los del año pasado... Es decir, nada!!! Jejeje

Por cierto que nada más entrar en España, la señalización es mucho más escasa que desde Oporto... Aunque bastante intuitiva ya que no nos perdimos ni una sola vez.

REFLEXIÓN

Cuantas veces nos ha pasado que descubrimos algo nuevo, en un sitio por el que pasamos a diario y que lleva ahí toda la vida?
Cuantas veces, alguien de quien nos formamos una opinión, nos sorprende y descubrimos que la realidad es muy diferente a nuestra visión previa?

En muchas ocasiones la rutina de la vida diaria impide descubrir la realidad de las cosas que tenemos a nuestro alrededor. Basta con acercarse a ellas de forma diferente para llegar incluso a formarse una opinión totalmente difernte de la que se tenía con aterioridad.

MAÑANA

Mañana, como todos los últimos días será un día de sentimientos contradictorios, querré llegar y a la vez querré que no llegue el final del camino. Tendré ese regusto agridulce de las últimas etapas.
Pero ese día ha de llegar... Y ese día especial será mañana... Así que sólo me queda decir, ahora ya en gallego, boas noites et ultreia et suseia!

jueves, 16 de abril de 2009

Etapa 12: Barcelos - Valenca de Minho. La etapa por excelencia del camino portugués

DATOS
Hora de salida: 8:17
Tiempo  total: 10:04
Km:  66.4
Tiempo pedaleando: 6:05
Velocidad media: 10.9
Velocidad máxima: 55.9

CRÓNICA

Esta etapa lo tiene todo para ser considerada la etapa reina de este camino. Tiene el puerto más duro que he subido en un camino de Santiago, los paisajes son los más bellos de lo que hemos recorrido hasta ahora, los pueblos de paso son pueblos con mucha historia... Y además, es la etapa que nos deja de vuelta en España, o en nuestro caso, a menos de 1 km de la frontera.

El día empezó jarreando, tanto, que hubo que plantear la estrategia desde el principio... Vamos a avanzar, así caigan chuzos de punta!

Así que, chuvasquero completo y ha recorrer km... Cuando paraba de llover y se empinaba la carretera, a quitar el chuvasquero, cuando empezaba llover, ponerse el chuvasquero... En total unas 10 operaciones de quita y pon.

Por diversas circunstancias, casi la primera mitad de la etapa de hoy la hicimos por separado, y la verdad es que me recordó muchísimo a mis travesías en solitario del camino francés en la entrada a Galicia. Llovía, pero eso le daba un encanto especial al camino, oir caer la lluvia es uno de los sonidos más relajantes que hay.  Cuando escampaba se oía cantar los gallos en las casas cercanas, los pájaros... En definitiva, una delicia para los sentidos.

Además de la señalización perfecta, ahora abundan las referencias al camino en el nombre de las calles, iglesias, etc, lo cual, como peregrino te hace sentir cerca de "casa".

Llegados a Ponte da Lima, y tras una rápida visita al pueblo, cruzamos el puente milenario sobre el río Lima y avanzamos lentamente, bajo la lluvia y por unos pasadizos muy resbaladizos y con grandes balsas de agua. Ahí nos encontramos a padre y niño portugueses de vuelta, ya que las condiciones para el niño eran muy duras. Habían salido de Oporto, y llegaba la hora de abandonar. Ahí también, santos se quedó bloqueado en medio de una balsa y acabó con los pies encharcados para el resto de la jornada.

Los caminos y muchísimos tramos de empedrado se sucedían por parajes de espectacular belleza, que al menos permitían disimular el nerviosismo por la cumbre desconocida y las negras nubes amenazantes.

Cruzamos tras el puente de una autopista para luego remontar el río Labruja, que recibe el nombre de la cumbre a ascender. El escenario es incomparable, con el sonido del agua de fondo, en plena naturaleza salvaje y avanzando lentamente, metro a metro.

Tras fuertes subidas que nos elevaban 15 metros, venía una suave bajada que nos descendía 10 metros... Así durante varios kilómetros, lo cual hacia crecer la tensión de la jornada.

De repente, un par de fuertes rampas ya nos sitúan en los 170 metros de altitud, de los 390 a ascender... Y ya una tercera por un resbaladizo empedrado, que nos obliga a echar pie a tierra.

A partir de ahí una sucesión de subidas tendidas y petadas de empujing que nos dejan a 250 metros de altitud.

Hasta ahí un puerto normal... Pero es en ese momento donde Labruja empieza a mostrar su dureza. El ascenso hasta los 290 metros requiere darlo todo empujando la bicicleta, con varias paradas para tomar aire. Rampas similares a la canda, donde cada metro ascendido es trabajado.

Ahí un respiro ya que se cruza una pista. Bonitas vistas, pero al otro lado de la pista, más!!!

Santos se adelanta mientras yo que quito el chuvasquero ya que estoy sudando la gota gorda... Y al rato oigo por el walkie... "vente, que esto hay que subirlo entre los dos... Hay que hacer escalada!"

Al avanzar las 2 primeras rampas, encuentro tirada la bicicleta de santos, sin alforjas! Las había subido porque no podía con todo por esos escalones de piedra que allí había. Después bajo y subió la bicicleta a la espalda!!! No es una forma de hablar, es literal!!!

Como mis alforjas ocupan menos en el lateral, mal que bien fui subiendo la bici a pulso por los grandes escalones, exhausto, sin aire, y sudando a pesar del frío que hacía. Pero el mazazo vino cuando todo este esfuerzo nos había dejado aún en los 325 metros de altitud.

El resto de la ascensión fue en la misma línea. Pendiente descomunal, terreno resbaladizo, mojado y con grandes saltos de piedra, y subir prácticamente a pulso las bicicletas, peleando cada metro hasta los 390 metros que tiene el puerto!!

Eso sí, merece la pena divisar desde lo alto el valle del lima y "escuchar" el silencio absoluto. Cuando llegamos allí, los dos teníamos claro que este puerto es el más duro que "empujamos" jamás y que es el puerto mítico de este camino, como lo son el cebreiro y la Canda del francés y la plata respectivamente.

Desgraciadamente, la bajada, en mojado es demasiado peligrosa para disfrutarla como es debido, así que, paramos a celebrarlo con dos tragos de LC, que, tras todo el día comiendo plátanos y chocolate, se me subió bastante y me hizo pasar una bajada como si fuera en una "nube" jejeje.

Al final de la bajada nos encontramos con 4 peregrinos portugueses muy simpáticos que "nao acreditaban" que hubiéramos subido el puerto con las bicicletas jejeje.

Después continuamos bajando por junto el albergue de Rubiaes, que es espectacular, para volver a subir al santuario de San Bento (san Benito) donde ahora su, se desciende desde casi 300 metros a unos 50 en una bajada perfecta, en el punto de dificultad justo para disfrutarla tanto los que bajan tranquilos, como nosotros, que lo que se dice tranquilos, no bajamos!

Y así hasta 7 km antes de valenca donde santos, que llevaba todo el día arrastrando problemas de rozaduras, decidió abandonar los empedrados y bajar por carretera.

Ahora estamos en el albergue de Valença, donde estamos solos en un fantástico albergue, espacioso y moderno. Para despedir bien a Portugal, fuimos a la Fortaleza a cenar un buen bacalhau, y a prepararse para mañana entrar en tierras galegas.  

REFLEXIÓN

Avanzando desde Oporto hacia el norte, pero especialmente desde Ponte da Lima, uno se da cuenta de lo arbitrarias que son las fronteras políticas entre países. Yo, siendo gallego, no sería capaz de decir, en los casi 70 km de hoy si estaba en Portugal o en Galicia.

Nadie vea en esto un alegato independentista y muchísimo menos reintegracionista de Galicia, pero no deja de ser cierto, que en un mundo globalizado como en el que vivimos, las fronteras naturales siguen siendo tanto o más fuertes que las artificiales o políticas.

MAÑANA:
Después de 12 días, llegamos a nuestra tierra. Hemos atravesado Portugal de sur a norte durante más de 800 km y mañana, en menos de 1 km, estaremos ya en Galicia.

Sospecho que seguiremos utilizando el chuvasquero... Pero lo cierto es que ya nos hemos acostumbrado, y lo llevamos relativamente bien.

Espero que está noche santos se reponga y mañana pueda disfrutar plenamente de la etapa.

Boa noite desde Portugal, et ultreia et suseia!

miércoles, 15 de abril de 2009

Etapa 11: Porto - Barcelos. El espíritu del camino ha venido y nadie sabe cómo ha sido

DATOS
Hora de salida: 9:53
Tiempo total: 8:10
Km:  57.9
Tiempo pedaleando: 4:15
Velocidad media: 13.6
Velocidad máxima: 43.9

CRÓNICA

Si la llegada a lisboa ha sido un hito importante en el camino ya que a partir de ahí había flechas y por tanto ya había un "camino oficial", la llegada a Oporto ha sido su cabe, un hito todavía mayor ya que por fin se respira el espíritu del camino. Por primera vez no tenemos que decir que somos peregrinos, la gente los reconoce y sabe que es el camino y que son las flechas amarillas y cuál es su función... Y por supuesto hay ya esos personajes del camino que dejan su sello en todos los peregrinos con los que se cruzan... En definitiva, Camino en estado puro!!

No hizo falta que sonara el despertador... Unos minutos antes me había despertado con el ruido del chaparrón que estaba cayendo... Y por supuesto seguimos durmiendo!! A donde vamos a ir con la que está cayendo?
La ropa de ayer todavía estaba mojada y no estábamos dispuestos a meternos directamente bajo chorros de agua.

Cuando empezó a amainar, bajamos a desayunar de manera que al terminar había escampado totalmente para iniciar nuestra andadura.

Visitamos la catedral (personalmente, la iglesia de A Mezquita me parece más bonita) y cruzamos el iMpresionante puente de Luis I por la parte superior para retomar las flechas en Gaia... Que vuelven a cruzar el puente, pero ahora por la pasarela inferior... A partir de ese punto ya nos dimos cuenta de que todo había cambiado. A pesar de que las ciudades son un entorno hostil para las señalizaciones, las flechas estaban donde tienen que estar, bien claras y a la altura suficiente para ser vistas por los bicigrinos... Y esto ha sido así durante todo el camino. Así es imposible perderse... Y además, nos liberó mentalmente del agobio de pensar si nos habremos perdido, de pasar más tiempo buscando flechas que disfrutando del camino... En definitiva, la señalización durante la etapa de hoy ha sido Excelente!

Antes aún de llegar a salir de Oporto, de nuevo otro aguacero, lo cual nos tuvo más de media hora bajo el toldo de un bar para no terminar como ayer... Total, tarde no es y prisa no tenemos! Jejeje

Cuando escampo, seguimos avanzando hasta araujo, donde se puede optar por el camino tradicional o para bicicletas. El problema no es otro que el cruce de una carretera con 4 carriles y mediana, sin arcenes y con muchísimo tráfico. A priori nos hacía gracia que este punto peligroso requisiera de una alternativa, pero la realidad es que es peligroso y mucho!!! Hay que cruzar 2 carriles, pasar la bicicleta por encima del guardarail de doble ancho, pasar tu, y cruzar 2 carriles... Todo esto sin arcenes en ningún lado y con coches que, como no, pasan a toda velocidad. En nuestro caso, siendo 2, planificamos muy bien la jugada... En caso de ser uno sólo, me lo pensaría 2 veces antes de tomar esta ruta.

A partir de ahí, el camino hace muchísimos kilómetros de calzada adoquinada, que curiosamente no nos ha afectado demaiado a nosotros, a pesar de que íbamos a todo meter y más que una bicicleta parecía una saltarina. Quien si lo notó fue mi bicicleta que de repente, hizo un crack y... Se le partió un radio de la rueda de atrás... Desde ese momento tuve que ir con más precaución.

A pesar de circular por zonas habitadas, el camino se hizo muy ameno... Y además, ese momento mágico que estábamos esperando, por fin, 800 km después, ha llegado... Allá, al fondo van PEREGRINOS caminando!!!! Que ganas tenía de decir Buen Camino!!! O Bom caminho!! Eran un grupo de 8 franceses a quien hasta hicimos fotos! Los primeros peregrinos!!! Nos habían dicho que había peregrinos, pero ya empezábamos a pensar que todo esto era un montaje, una farsa! Jejeje

El resto del camino fue el juego del gato y el ratón con la lluvia... Según se acercaban nubarrones negros, los íbamos siguiendo para controlar si vendrían hacia nosotros o no... Hasta que ya pasadas las 2 de la tarde, pintaba tan mal que paramos en un bar... Y empezó a llover. Para entonces aún pensábamos en llegar a Ponte da Lima, pero en ese momento, empezamos a descartarlo.

Allí la señora nos dijo que no tenía nada para darnos de comer... Pero a los 2 minutos dijo que su esperabamos nos hacía unas barriguinhas con batata frita (panceta con patatas fritas)... Y así fue! Para cuando terminamos, ya había escampado y a seguir...

Primero a San Pedro de Rates, donde está el primer albergue de peregrinos del camino portugués. Y después a monte furado, donde la casualidad de que Santos se quedara sin agua, nos llevó al restaurante Monte Furado, donde su dueño Antonio, no es sólo una de esas personas especiales para los peregrinos, sino que además, tiene un libro de firmas. Pero además, conoce Ourense, y además, ayer mismo había estado allí, y además, cenó en uno de mis sitios favoritos, a Adega do Emilio, y además nos dio la referencia de un sitio nuevo en la calle concejo, que dos ourensanos de pro como santos y yo no conocíamos... Y además, las sillas y mesas y la puerta que sale en la foto, todo es de Ourense!!!

Ante tanta casualidad, nos quedamos de tertulia allí un buen rato... Nos enseñó el restaurante, muy bonito por cierto, y nos comentó que tiene menú del peregrino... Todo un pionero en este camino! Estuvimos comentando anécdotas, como la del víacrucis de Ervidel, firmamos en el libro, y posamos para la foto que ilustrará nuestra firma. En fin, hicimos de todo, incluso olvidarnos de pagar! Antonio... La cuenta va de ofrenda al apostol tal y como hablamos!

Con el regusto que da encontrarse a alguien así en el camino, seguimos nuestra ruta, ahora si, con meta segura en Barcelos, pasando por diversos pueblos con unas casas espectaculares... Si alguien sabe cómo se gana la gente aquí la vida que me avise... Porque no son algunas casas grandes, son todas!!! Grandes, bonitas y muy bien cuidados todos los detalles!

Así llegamos a los bombeiros de Barcelos, que estos ya saben lo que son los peregrinos donde además, por primera vez tenemos compañía. Se trata de una sur koreana que apenas habla inglés... Y claro, mi koreano tampoco es muy bueno, así que.. Jejeje

Por cierto, que al llegar, le comentamos a un bombeiro que mañana queríamos llegar pronto a ponte da lima para arreglar las bicicletas y nos dijo que a 100 metros, al lado de las bombas (gasolinera) de Galp hay un taller de bicicletas. Veréis en la foto que parece cualquier cosa menos un taller de bicicletas... Pero en un santiamen, le revisaron el eje de santos, me cambiaron el radio, me ajustaron el cambio y los frenos y nos cobró 5 euros!!!! Recomendable aunque sólo sea para que los bicigrinos le hagan una revisión a la "máquina"

Como curiosidad, este precioso pueblo es el origen del gallo de cerámica que es símbolo de Portugal... Y la historia os sonara... Parece ser que iban ahorcar a un peregrino gallego por unos crimenes que no había hecho... Y el juez, que estaba comiendo un pollo asado dijo... Si es cierto que eres inocente, este pollo cantará en el momento de tu ahorcamiento... Y justo antes de la ejecución, el pollo cantó. Dice la leyenda que años después, el gallego volvió y construyó la iglesia de Santiago.

La leyenda, como veis es similar a la gallina de Santo Domingo de la Calzada... Pero aquí el gallo se convirtió en símbolo nacional!

REFLEXIÓN

Una piedra sola no hace camino... Pero ayuda.

Desde luego hay tantos caminos como personas, pero todos vivimos nuestro camino en un "escenario especial" formado, primero por nuestra propia disposición. Además están los otros peregrinos y sus vivencias, el trayecto, las gentes que nos cruzamos, esas personas especiales del camino que nos ayudan, nos dan ánimo, los ángeles del camino...

Hoy por fin se han dado muchos, casi todos, de estos elementos que me han provocado una felicidad interior difícil de describir...

MAÑANA

Mañana será la etapa reina del Camino Portugués, con 2 puertos antes de llegar a Ponte da Lima y después, el Alto de Labruja, que a pesar de tener sólo 400 metros de altura, se parte de apenas 10 metros. Las referencias que tenemos es de que es un puerto muy muy duro, donde hay que subir prácticamente con la bicicleta a cuestas. Mañana tendré criterio propio para catalogarlo. Lo cierto es que los nervios de la víspera de este tipo de etapas como O Cebreiro o El Padornelo y La Canda, ya los voy notando.

La idea es hacer noche en Valença o en Tuy... Pero de nuevo dan lluvias para mañana... Así que, ya se verá.
Boa noite et ultreia et suseia! 

martes, 14 de abril de 2009

Etapa 10: Albergaría a velha - Porto. Que sería de nosotros sin la "ayuda" de las flechas amarillas

DATOS
Hora de salida: 9:10
Tiempo total: 9:20
Km:  87.7
Tiempo pedaleando: 6:36
Velocidad media: 13.2
Velocidad máxima: 56.6

CRÓNICA

El día empezó con lluvia, y su nunca es agradable perder el rastro de las flechas, con lluvia es especialmente molesto... Tanto que he llegado casi a lanzar algún improperio en voz alta para desahogarme de la impotencia de recorrer una y otra vez todas las calles de un pueblo sin saber por donde seguir.

Según nuestra guía, la etapa de hoy eran 63 km, así que hemos hecho 24 km más de la cuenta, con lluvia, tráfico y la cabezoneria de quien se propuso seguir las flechas a rajatabla para los futuros peregrinos, o sea, yo mismo

Provistos de chuvasquero, salimos de Albergaría haciendo algo muy común aquí que es cruzar vías de tren, en pasos a nivel sin barreras. Hoy las habremos cruzado unas 10 veces, además de circular un par de veces a su lado.

A pesar de prever una etapa tan aburrida como la de ayer, la verdad es que no fue así. Hubo pocos tramos de monte, pero la carretera y los pueblos eran más interesantes hoy.

El problema empezó con la lluvia intermitente y las cuestas, ya que llovía a cada rato pero a la vez las cuestas exigían mucho esfuerzo, con lo que el efecto invernadero del chuvasquero hacia que finalmente acabaras mojado en cualquier caso.

Poco antes de san Juan de Madeira, dos apuntes... El primero, la cuesta más empinada por asfalto que he visto en mi vida. Apenas fueron 100 metros que conseguí subir, pero hubo momentos que me costó muchísimo mantener la rueda delantera pegada al suelo y creía que una a hacer un caballíto y carme de espaldas con todo encima!!! Tengo curiosidad por analizar el track para ver la pendiente.

El segundo hecho fue una temeridad mía, que me lance en una bajada a tumba abierta y al frenar para dar una curva, debía haber aceite y casi me adelanta la rueda trasera, totalmente bloqueada. Me vi estampado contra un muro a más de 50 km hora... Tras 2 rectificaciones consigui parar la bici, y cuando llegó santos sin estaba pálido en el mismo sitio que había parado. A partir de ese momento, en las bajadas iba un tanto acoj...

Y en esto que llegamos a san Juan de madeira y comienza la aventura... Debido a que se trata de una ciudad y no un pueblo, llegado un momento, perdimos las flechas y continuamos a una plaza por la que si o si habrían de pasar. Comemos algo y yo busco la entrada de las flechas en la plaza para deshacer el camino y tener así un track completo.

Cuando encuentro las flechas, empiezo a retroceder... 1 km, 2 km, 3km... Y estaba aún bastante lejos de nuestro recorrido inicial... Así que sigo hasta casi 4 km atrás hasta un cruce por el que habíamos pasado. Pues bien, allí, el camino marcaba a la izquierda y las flechas que indican el camino de fátima y Santiago seguian de frente... No me lo podía creer!! Decido seguir por el camino inicial y ya con una tromba tremenda de agua consigo enlazar más adelante ambos trayectos.

Bastante cabreado, consigo hablar con santos que también ha perdido las flechas de salida... Vuelvo a la plaza, busco la salida y avanzo, hasta encontrar que esta vez, el se había saltado una flecha y las había retomado bastante más lejos.

Nos juntamos de nuevo y unos 3 km más adelante, de repente deja de haber flechas. Volvemos a las 2 últimas flechas y está todo claro, pero no hay más flechas. Según la guía, debíamos ir a la N1, pero estábamos como a 2 km de allí, y muchísimo más abajo. Recorrimos cada una de las carreteras y caminos en busca de flechas y nada!! Hasta que preguntando, nos indicaron como llegar a unas flechas cerca de la N1. Nos separamos de nuevo santos y yo y después de una durisima subida, lloviendo a mares, llego a la flecha y voy retrocediendo para buscar el origen del error.

Cuando lo encontré no me lo podía creer... Recorri 2 km hacia atrás, para llegar a unas escaleras. Nosotros habíamos subido de frente a ellas, a la derecha no se podía ir, de frente no vimos la flecha y al cabo de unos 200 metros a la izquierda encontramos flechas que nos llevaron a ningún sitio!! Dios!!!!!!!!!!!!!!!

Totalmente empapado de cintura para abajo, regreso al camino y cojo por fin la N1, donde santos también ha llegado por otro sitio, sin flechas... Y de nuevo desaparecen las flechas... Volvemos atrás, retomamos de nuevo el camino y vemos una flecha que nos manda por un camino de tierra en una bajada bestial... La desesperación nos llevó a bajar por allí, sin estar convencidos, y por supuesto, no era el camino.

A esas alturas, de cintura para abajo estaba completamente empapado... Y cuando digo todo es todo!!!

Llevábamos más de 2h para atravesar una ciudad de unos 10.000 habitantes... De nuevo nos volvimos a reunir y a calmar los nervios... Vamos a seguir la N1 y si no vemos salida, seguimos hasta Oporto y ya está!

Mano de santo... Fue seguir avanzando y reaparecieron las flechas que nos dejaron prácticamente en Oporto sin perdernos ni una sola vez más!! Digo prácticamente porque en vilanova de gaia (el pueblo ciudad que está en la margen sur del río Duero) tuvimos que hacer labor de equipo para ir subiendo y bajando cada uno por su lado para encontrar las flechas... Pero ahí sin tensión, ya que al otro lado del río, estábamos ya en "casa".

Antes de llegar ahí, hicimos varios tramos de la calzada romana original que unían lisboa y braga, pero que con la lluvia, los cantos y las piedras resbalaban tanto, que era imposible pedalear, así que tocó de nuevo, hacer empujing!

Finalmente, no hemos llegado para visitar las bodegas... Pero estamos sanos y salvos en una pensión en la avenida de los aliados, al lado del impresionante ayuntamiento de la ciudad. Aquí no hay posibilidad de alojarse en los bombeiros y las pousadas da juventude están muy lejos del centro.

Así que, hicimos una rápida visita a esta zona, cenamos y a escribir este blog para dormir ya tranquilo. Eso sí, tenemos ropa a secar en todos los sitios imaginables de la habitación, baño y terraza!!

Por cierto, estoy pensando en comercializar los track del camino. Después de lo que me está costando hacerlos no puede ser gratis!! Sólo que cobrara a 1 euro el kilómetro de más que hice para que sean fiables... Me llevaría un buen pellizco!! Jejeje

REFLEXIÓN

Cuando las cosas se tuercen, normalmente empecinarse con las posibles soluciones a nuestro alcance no suele dar buenos resultados. A veces, borrar todo lo probado e investigar en soluciones descartadas de antemano puede dar buenos resultados. En otras ocasiones, la opinión de un tercero no "intoxicado" por el tema también puede ser de gran ayuda.

MAÑANA
Nuestra primera preocupación será su tendremos la ropa seca para mañana... Como la respuesta va a ser NO, pues nuestra preocupación será otra. La idea es llegar a Ponte da Lima, pero eso es sólo una intención. Las previsiones son de lluvia...

Ala, boa noite et ultreia et suseia

Etapa 9: Coimbra - Albergaría a Velha. Y si eliminamos esta etapa del camino?


Ayer por dificultades técnicas primero, y error humano después, no pude publicar la crónica, así que la redactare de nuevo, y lo haré desde el punto de vista de ayer, es decir, como si no hubiera vivido la etapa de hoy.

DATOS
Hora de salida: 9:28
Tiempo total: 8:14
Km:  71.7
Tiempo pedaleando: 5:30
Velocidad media: 13.0
Velocidad máxima: 64.1

Ésta es una de las etapas más intrascendentes y feas que recuerdo de mis caminos. Aunque sólo fuera por eso, ya sería una etapa para recordar... Pero también tuvo nuevas expriencias y ha servido para reponer fuerzas y relajar un poco las piernas, muy castigadas del la etapa del día anterior.

Tras desayunar en la pousada, aprovechamos para visitar la imponente universidad de Coimbra, con unas vistas espectaculares. Después bajamos recorriendo diversos monumentos hasta el puente de santa Rita, donde ayer dejamos las flechas del camino. Allí tras bajar unas escaleras el camino nos lleva a la iglesia de San Tiago, donde por supuesto nos retratamos para la posteridad.

Después casi sin darnos cuenta, desapareció la ciudad y nos adentramos en el campo, con pequeños pueblos y la primera gran cuesta para entrar en calor!

Prácticamente sin pisar camino nos presentamos en Mealhada, ciudad famosa por sus innumerables restaurantes donde preparan leitão (lechón). Aun era temprano, pero teníamos déficit calórico de la etapa del día anterior, así que nos zampamos 3 sandes (bocadillos) de Leitão y prego (filete de ternera) con sus respectivas cervezas.

A partir de ahí el recorrido se volvió extraordinariamente tedioso, recorriendo siempre por asfalto un sin fin de polígonos indistiales y pueblos que ni siquiera nos molestamos en averiguar si nombre. Lo único que rompía la monotonía era contemplar algunas de las mansiones modernas y otras antiguas que hay por la zona. De las antiguas, algunas están abandonadas y bastante deterioradas ofreciendo ese contraste entre la exageración y la decadencia que en ocasiones ofrece Portugal.

Según recorríamos estos pueblecitos me fui dando cuenta de que la gente ponía flores y plantas ornamentales a modo de alfombra en las entradas de sus casas o fincas, así que para resolver mi curiosidad, le pregunté a una señora que me encontré por la calle. Muy amablemente me explicó que, el domingo de pascua, el cura seguido de un séquito de acompañantes con campanillas, va visitando las casas con una figura de Cristo en la cruz para ser besada y adorada por las personas que lo deseen. Por tanto, aquellas familias que quieran recibir la visita del cura, ponen flores y plantas en la entrada de sus casas, mientras que las familias que no lo hagan, no serán visitadas.

Poco antes de nuestro destino, llegamos a la única imagen del día que nos devuelve a la belleza de la naturaleza. Un bonito puente de forma serpenteante donde sólo se oía el ruido del agua y que invitaba a quedarse allí el resto del día.

Pero, el camino debía continuar, así que, después de otra dura petafa, nos dejó ya a las puertas de Albergaría.

Al llegar nos dirigimos, como siempre a los bombeiros. Nos comentaron que allí no tienen posibilidad de dar alojamiento, que eso lo hace el párroco en la iglesia próxima al cuartel, pero que ellos nos  ofrecían el baño y la ducha.

Como es el día de pascua y el cura estaba dando misa, decidimos no esperar y buscar una pensión. Así que, preguntando a un paisano por una pensión, resultó ser el dueño de una pensión próxima que estaba en reformas, pero nos ofreció alojamiento en un motel, que es de su propiedad, a 2 km de distancia y el se encargaría de llevarnos y traernos cuando fuera necesario. Además, nos sugirió para cenar, una bodega típica, también de su propiedad. Aceptamos la propuesta, nos trajo al motel, nos vino a buscar y nos llevó a cenar a la bodega.

Es uno de los sitios más curiosos que he visto jamás. La bodega, todo un clásico: muchas cubas de vino, mesas de madera con manteles de plástico a cuadros blancos y rojos y suelo empedrado. Pero lo realmente subrealista es la entrada. Una especie de barra separa la entrada del comedor y en esa parte frontal había todo tipo de artículos de ferretería: potas y sartenes, menaje, aperos de labranza y hasta hornos de leña de acero inoxidable!!! El dueño, Jose Carlos, nos explicaba que tenía una ferretería en otro local pero que la gente cuando compraba era cuando una a comer o a tomar algo, así que tenía allí una pequeña exposición. Ya me estoy imaginando "ponme un vino y un martillo" o "marchando una de bacalhau y una sartén grande". Eso se llama explotar las sinergias del negocio!!!

En cualquier caso, cenamos un bacalhau y un asado de ternera espectaculares, acompañados de 2 jarras de vino, sacados directamente de una de las cubas, como debe ser!

Pero los más subrealista estaba por llegar, ya que, de camino al motel, Jose Carlos y Santos se enzarzaron en un debate sobre si son mejores las cocinas de leña de fundición o de acero inoxidable!!!! Por cierto, que estas últimas son muy asequibles, sólo 800 euros su vais de nuestra parte jejeje

Por cierto, cabe destacar que la señalización hoy ha sido perfecta, las flechas justas en los lugares adecuados, lo cual hizo que no nos perdieramos ni una sola vez

REFLEXIÓN

La etapa de hoy ha sido un toston, fea, aburrida, sin encanto... Pero nos ha dado la oportunidad de descansar de la etapa de ayer, de probar el Leitão en bocadillo, de conocer una pensión-bodega-ferretería, de conocer las tradiciones de la pascua portuguesa. Aquel que no sepa extraer las cosas positivas incluso de acontecimientos que no lo son, tendrá muy difícil ser feliz... Y mi primer objetivo en esta vida es ser feliz y hacer feliz a la gente que me rodea.

MAÑANA
Si todo va bien, mañana llegaremos a Oporto. Esoremos que el tiempo nos siga respetando y que el camino esté igual de buen señalizado que hoy... En ese caso, a lo mejor llegamos para visitar alguna bodega de vinho do Porto.

Boa noite et ultreia et suseia

domingo, 12 de abril de 2009

Etapa 8: alvaiazere - coimbra. Todo lo que sube baja y Todo lo que baja sube

DATOS
Hora de salida: 8:06
Tiempo total: 11:44
Km:  82.5
Tiempo pedaleando: 7:13
Velocidad media: 11.4
Velocidad máxima: 51.5

CRÓNICA

Es descubrimiento que hicimos hoy está a la altura del mismísimo Newton. El descubrió la ley de la gravedad, y nosotros justamente la inversa... Para que bajar su luego hay que subir? "por Paredes & Santos"

El día amaneció amenazante... Con mucho frío, niebla en las cumbres y chuvascos intermitentes, así que había que prepararse. Nos equipamos con todo cuanto llevábamos para estas eventualidades. Calcetines gruesos, perneras, cortavientos, chuvasquero, gorro braga y guantes largos. Con esa equipación he salido a pedaleár con -7 grados, pero lo cierto es que la humedad y el frío, unos 7 grados sobre cero, hacían que no sobrara nada.

Nada más salir del pueblo, primera en la frente... Bajada con flecha a la izquierda y camino con una rampa muy dura. Nos lanzamos a la subida de unos 500 metros muy muy duros, y más aún calentar. Ninguna flecha en el camino y al llegar arriba, a investigar... Nada de nada! Volvemos a bajar, y 2 metros delante de esa flecha, otra indicaba seguir bajando de frente... La cosa empezaba mal, pero al menos que no le pase más a nadie... Tachamos la flecha errónea y pusimos una de frente.

A partir de ahí, la cosa empezó a subir y subir y subir, todo por carretera y tendido... Y además empezó a llover... Y tanto subir, para luego bajarlo todo y más, de golpe y rápidamente.

  Tras varios pueblecitos, de nuevo unas rampas impresionantes donde no se puede hacer otra cosa que echar pie a tierra para de nuevo bajar a Ansiao. Poco antes de llegar, evitamos unos 100 metros de camino por estar paralelos a la carretera y llenos de zarzas. Allí  sellamos la credencial en los bombeiros.

Y de nuevo a subir para bajar otra vez, y de nuevo empujar la bicicleta y de nuevo bajar... Eso sí, por bosques y valles muy bonitos. Aquí nuestra guía indicaba una alternativa para bicicletas, que por supuesto, descartamos.

Y así llegamos a Alvorge, donde tuvimos que pasar por una finca para evitar un camino totalmente cerrado de maleza.

Y después... Alguien lo adivina? Pues si, subir para luego bajar!!

Por cierto, que ahora, las indicaciones de fátima y Santiago, van en sentido contrario, ya que hemos dejado atrás este santuario portugués, que hemos optado por no visitar ya que siendo semana santa, estaría muy muy masificado.

Lo peor llegaría llegando a rabacal, donde las flechas se pierden totalmente. Nos hemos echado más de 1 hora investigando para no concluir nada... Para finalmente encontrarlas de nuevo a 1 km del pueblo y volver a perderlas. Así que mientras Santos pedía la comida y me la cantaba por el walkie, yo anduve el camino hacia atrás buscando flechas, retrocediendo casi 3 km para concluir que, de nuevo, una flecha estaba mal. Te manda de frente, pero las flechas siguen a la izquierda! Aghhh!!!!!!!!!!!!

Cuando terminamos de comer nuestro bocadillo eran casi las 3 y nos quedaban 30 km hasta Coimbra... Así que nos lanzamos al camino de nuevo con flechas que no llevan a ninguna parte... E incluso una señal oficial que indica mal el camino!!!!!

A partir de ahi... Se bordean unos montes de altura considesble a lo largo de un cauce totalmente seco... En un paraje totalmente idílico. El silencio, la paz, la tranqulidad de ese lugar es para quedarse allí, sin moverse... Sin pensar, disfrutando del momento!! Después la subida se hace más dura pero igualmente idílica... Eso sí, el silencio desaparece ya que la respiración deja de ser silenciosa jejeje

Y claro... Después del sufrimiento, una bajada brutal donde todos los metros ganados con el sudor de la frente durante decenas de minutos, se esfuman en minuto y medio... Para luego encontrarte una fuerte petada hasta las ruinas de Coimbriga.

Aquí tuvimos que optar por no visitar las ruinas, con mucho pesar, ya que se nos hacía tarde y el camino aun era largo... Pero tiene muy buena pinta!!

Luego una larga bajada que nos deja en un largo "paseo" por el bosque, mal señalizado de terreno arcilloso, que a punto está de acabar con las mecánicas ya que la cadena estaba totalmente embarruntada y churriana cadena, cambio y hasta yo! Como me recordaba esto a mi primer camino por tierras navarras!!!

Y ya después de una bajada, cuando coimbra esta a 5 km y todavía más abajo... De nuevo unas rampas criminales para subir a un pueblecito que aún ahora no se por qué se sube allí... Exacto, para luego bajar 300 metros más adelante en la carretera que llevábamos. Para compensar, tomamos arriba una cervecita.

Y ya, por fin, bajamos y bajamos hasta coimbra... Pero esto no acaba ahí...

El cansancio era tal, que hacía rato que alternativamente no veíamos flechas obvias, y está vez, preguntando por los bombeiros a 4 o 5 personas, pasamos 4 veces por delante sin verlos.

Allí nos dijeron que no tenían instalaciónes acondicionadas para alojamiento, y que fuéramos al puente nuevo (a unos 2 km río arriba) a los zapadores, que ellos tendrían. Como alternativa, llamamos a las pousadas da juventude y reservamos sitio.

Lo dicho... Sin pensar allá nos fuimos, sin saber la dirección ni nada por el estilo, así que al llegar... Tuvimos que dar vuelta. Aprovechamos para lavar las bicicletas en una gasolinera y luego unas tremendas cuestas para llegar a la pousada... Que mañana tendremos que bajar ya que el camino transcurre a lo largo del río... es nuestro sino hoy!!! Ya que para cenar bajamos los casi 2 km hasta el río para después volver a subirlos, eso sí, con un buen bacalhau a braz en el buche, que es lo más parecido a una tortilla que te puedes comer en Portugal jerjejeje.

Por cierto, para quien no conozca coimbra, es sencillamente espectacular!!!
En cada calle hay una fuente y un monumento!!

Por cierto que hoy nos hemos encontrado más españoles que portugueses... Eso sí, de turismo, porque lo que son peregrinos, de momento ninguno!!!


REFLEXIÓN

En los caminos, las bajadas hay que disfrutarlas y aprovecharlas para descansar y dar un impulso para hacer las subidas lo más llevaderas posible.
En la vida ocurre lo mismo... No hay bonanza que dure siempre, y aunque no es cuestión de estar obsesionado con que llegará una rampa muy empinada, si debemos aprovechar las bajadas para allanar lo más posible los momentos más duros que nos lleguen.

Más cansado que nunca, boa noite et ultreia et suseia!

sábado, 11 de abril de 2009

Etapa 7: Golega - Alvaiazere. Se han terminado los paseos por el campo!


DATOS
Hora de salida: 8:37
Tiempo total: 9:15
Km:  73.6
Tiempo pedaleando: 5:59
Velocidad media: 12.3
Velocidad máxima: 58.6

CRÓNICA

Calificar de etapa montañosa la de hoy sería una exageración absurda, porque en Portugal no hay grandes montes... Pero partiendo prácticamente sel nivel del mar, hemos estado jugando al sube y baja con la cota de los 100 metros, luego los 200 para terminar en los 300.

Si alguén coge un mapa o una guía, verá que la etapa de hoy apenas llega a los 58 km... Sin embargo hemos hecho unos 15 km de más... Y porque? Pues porque uno de mis objetivos es crear unos tracks fiables para futuros peregrinos, así que hemos tenido que retroceder infinidad de veces en busca de flechas desaparecidas o trazados mal marcados.

En cualquier caso, la etapa de hoy fue espectacular. Lo fue por lo dura, por lo bonita y por qué además, la climatología también aportó lo suyo.

Cada vez nos cuesta más madrugar... Así que cuando salimos de los bombeiros a eso de las 8 30, y dimos un par de vueltas por Golega, viendo la carteleria y señales con motivos relacionados a los caballos, ya encontramos a la salida un bar abierto. Así que decidimos que el desayuno que Ana nos había preparado, lo tomaríamos más tarde y tomar allí la tradicional meia leite (café con leche) y pastel de natas o bolo de arroz.

Después de salir, curiosamente las flechas estaban perfectas... Hasta que llegados a la mitad de una finca labrada no vemos ya por donde seguir. Decidimos entonces tirar de oráculo. He bautizado así a la guía porque cuando estamos desesperados y no sabemos seguir, consultamos el oráculo, que tenemos que interpretar para finalmente, unas veces acierta y otras no. Vamos, un método similar al de tirar una moneda la aire. Pues bien, el oráculo decía que ahí se atajaba por una finca... Y tenía razón... Pero, piedra hundirte y embarruntarte hasta las rodillas como casi le pasa a santos. O puede salir el dueño del maíz con una escopeta por arrasarle la cosecha. Visto lo visto, frágice camino y seguí unos 300 metros por carretera para llegar al mismo punto que santos, y recorriendo apenas 100 metros más!! Así que ojo al track!!


Justo en ese pueblecito, San Caetano, está una de las quintas más impresionante por grandeza y tamaño que he visto. Es la quinta da Cardiga. Parece ser que Felipe II estuvo ahí alojado cuando reinó en Portugal. Esta bastante deteriorada y abandonada pero impresiona y mucho. De hecho un rey portugués hizo desviar el tajo para que regara los jardines de este lugar!

Tranquilamente seguimos nuestra marcha hasta el siguiente pueblo, que tiene, como no, un cruce con el ferrocarril, pero esta vez en forma de paso a nivel. Después de "parar, escutar y olhar" cruzamos la vía y seguimos a Atalaia. Y a la salida del pueblo, un desvío y bosque!!! Esto se animaba... Pero... De repente perdemos las flechas. Seguimos monte arriba, quizás por la novedad. Decidimos separarnos para buscar por diferentes caminos, pero nada, ninguna pista, ni rastro de flechas. Y lo peor, empieza a llover!! Así que desesperado, me pongo el chuvasquero y saco el oráculo... Que está vez recomendaba un trazado alternativo para bicicletas, por la carretera. Como esa opción estaba descartada, seguí paso a paso las instruciónes, que me llevaron a bajar del monte y tomar un par de cruces no señalizados. A partir se ahí las flechas aparecieron, pero santos estaba en lo alto de un monte, aunque en comunicación por los walkies. Llegado arriba y arreciando la lluvia intentábamos encontrarnos de nuevo... Yo estoy al lado de unas torretas de tendido eléctrico, las ves? Cambio! Pues yo al lado de unas antenas, cambio! Aquí no hay ninguna antena, cambio! Para al final darnos cuenta de que estábamos a unos 100 metros de distancia!!!

Después de bajar y acogernos bajo unos árboles, a la primera escampada, reanudamos camino... Eso sí, con una subida que me río yo del Calvario saliendo de sevilla a badajoz. Eso si, sólo son unos 300 metros, pero no se dan subido casi ni empujando! Manolo, una comida en el mejor restaurante de Portugal si la subes sin bajarte, con o sin alforjas!!!

Y llegados arriba, de nuevo desaparecen las flechas. De nuevo nos separamos... Baja por aquí, esto no es, vuelve a subir, vuelve a bajar, aquí tampoco, vuelve a subir... El walkie echaba humo!!! Y el oráculo que decía que era muy fácil... Basta seguir las flechas hasta una pequeña depuradora. Pero si no hay flechas ni depuradora!!!!

El problema es que eso era un bosque de eucaliptos que estaban talando y repoblando. La guía es de hace 4 años, y en ese tiempo seguro que han talado dodos los eucaliptos con flechas... Y sinceramente, no hay donde poner una flecha allí arriba. No hay grandes piedras, no otros objetos estables para este cometido... Así que a Seguir el track!

1una hora más tarde, seguíamos camino hasta la entrada a Tomar, donde tomamos la comida de Ana, empezar a llover de nuevo y darme cuenta de que había pinchado, todo esto en 5 minutos de tiempo.

Así que a toda velocidad nos adentramos en, en uno de los pueblos más bonitos que he conocido en Portugal. Los monumentos, las calles, el río... Espectacular! Tomar fue sede de la corte real durante muchos años y eso se nota. Además, fue fundada por los templaríos, que también han dejado huella.

Fui a una gasolinera a terminar de hinchar más la rueda y parece que el atípinchazos hizo su trabajo y no necesitamos sustituirla. Lo malo, de nuevo sin flechas. Así que tiramos hasta la plaza del centro y desde allí, fui deshaciendo camino hasta la entrada, donde unas obras de una rotonda habían dejado sin flechas toda la entrada a la ciudad.

Para salir, las dificultades de siempre, agregando además, que una de las pistas estaba llena de escombros para "acondicionarla" y hubo que ir campo a través, con tojos, zarzas, etc!


A partir de ahí, 31 km hasta nuestro destino por bonitas corredoiras algunas petadas de empujar la bicicleta, bajadas vertiginosas, terreno rompepiernas y mucho mucho verde... No, sin no hemos llegado a Galicia, pero si las casas fueran de piedra en vez de blancas y sin azulejos, es lo más parecido a Galicia que he visto jamás!

El problema fue de nuevo un poco de lluvia, pero sobre todo un fortísimo y frío viento del este que estuvo a punto de tirarme un par de veces y que nos ha dejado ya muy tocados en los bombeiros voluntarios, donde como siempre, nos tratan de maravilla, con camas, mantas, toallas... En fin, a cuerpo de rey jejeje

En definitiva, otro día más aún ver peregrinos... Pero un día disfrutado a tope y donde los walkies fueron indispensables para poder seguir fielmente el camino.

REFLEXIÓN

Santos tiene una frase que es "el cuerpo quiere castigo"... Y no le falta razón. Después de tantos días de llanear, de recorrer bastantes km de carretera, cuando llega la hora de la verdad, uno no está acostumbrado a rendir por encima de ese nivel... Sin embargo, no es una limitación, sino una resistencia. Hoy ha sido una etapa dura y estamos realmente cansados, pero si mañana se nos pusiera un obtáculo mayor, también los salvaríamos.

MAÑANA

Esperamos llegar a coimbra, una ciudad muy bonita. En principio serán unos 60km, pero eso dependerá de cuanto nos perdamos o cuanto tardemos en encontrar el camino adecuado. Parece ser que el tiempo mejorará ligeramente, pero ahora no sabría decir si prefiero que no llueva o que no haga viento. Su se pueden evitar los dos, fantástico!

Boa noite et ultria et suseia

viernes, 10 de abril de 2009

Etapa 6: azambuja - golega. Esos pequeños detalles del camino

DATOS
Hora de salida: 9:29
Tiempo total: 8:40
Km:  70.1
Tiempo pedaleando: 4:46
Velocidad media: 14.7
Velocidad máxima: 32.2

CRÓNICA

Hay pequeños detalles en los que se nota que por fin estamos en una zona donde se vive el camino, no tanto como en el camino frances o en la vía de la plata, pero ya por estos lares algo ha cambiado respecto a nuestra travesía hasta lisboa. Aun no hemos encontrado peregrinos, pero si los ángeles del camino.

Hemos salido tarde, muy tarde de azambuja ya que la tertulia ante el Licor Café de ayer a la noche se alargó más allá de lo razonable para el régimen de sueño de los bicigrinos. No se si por esto o no, pero  de nuevo hemos tenido más dificultades de las deseables para seguir las flechas... Y de nuevo con pasos elevados para salvar las vías del tren, pero, a pesar de todo, hemos conseguido seguir de nuevo, fielmente el camino.

Un rato después estábamos ya circulando en medio de enormes campos de cultivo extensivo. El más sorprnfente, el cultivo de tomates... Con un tractor que lleva a 3 personas colocando la planta en un rodillo para que la máquina plante el tomate y a la vez despliega un fino tubo por el que se regaran por goteo... Sencillamente espectacular!!!

Al rato llegamos a una curiosa construcción que nos acompañará durante casi 20 km. Se trata de un dique de contención para protegerse de las crecidas del tajo. Lo curioso es que al otro lado, ni siquiera se ve el tajo! Sólo se ven más extensiones de cultivo. En ese punto estamos a 8 metros sobre el nivel del mar... Y según he leído, ha llegado a haber crecidas de hasta 23 metros... Lo cual implica que han arrasado kilómetros y kilómetros de cultivos y muchísimas casas y aldeas enteras.

Afortunadamente, gracias a los embalses, estas situaciones a día de hoy son muy improbables... Pero la obra es muy curiosa.

Más adelante, en reguengo y Valada, las casas están al lado del dique y, ahora si, el río está al otro lado. Así que, ya que hay un dique, lo han dotado de paseo fluvial, bancos, parques, embarcadero, etc... Y ya, por último, un poco más adelante, se han aventurado a construir casas sobre el propio dique!!!

Esta etapa seguramente es muy tediosa y monótona para los caminantes, pero para los bicigrinos es muy muy interesante. El problema es estos caminos están llenos de cantos rodados y claro, el trasero vuelve a resentirse.

A partir de ahli mejora bastante la señalización y llegamos rápidamente a Santarem... Con la primera petada en días... Corta pero intensa para subir de los 10 metos a los 110 metros de forma abrupta.

El pueblo es precioso, aunque no hemos podido ver el jardín de "as portas do sol" ya que estaba en obras. Desde ahí hay unas vistas impresionantes del tajo, que nos hemos perdido. Por cierto, este parque estará cerrado hasta finales de año.

Pero si la ciudad es bonita, la salida de la muralla por la puerta de Santiago es impresionante. Algunas guías envían a los ciclistas a salir de la ciudad por otro sitio debido a la maleza y la altura y desnivel de la salida... Pero no lo hagáis... Merece la pena seguir por la salida de peregrinos y luego continuar su coger las escaleras, bordeando la muralla a gran altura, sin demasiado riesgo (salvo que te tires al precipicio). El track es perfecto para seguirlo y veréis que merece la pena!

A partir de allí, de nuevo la confusión de las flechas, pero que con tracks será realmente sencillo. De nuevo más cultivo extensivo de uvas y tomates, pasando por numerosas granjas (quintas) hasta llegar a Azinhaga.

Esta aldea es el pueblo natal de Jose Saramago... Y la gente aquí nos dio la sensación de vivir a un ritmo todavía más lento... Sin prisa, sin agobios... Y además, todo el mundo va en bicicleta. Hemos parado a tomar una cerveza en un bar céntrico y había al menos 15 bicicletas, todas ellas apoyadas con maestría sobre un pedal en la acera!

Ahí tuvimos que apurar nuestra parada ya que empezaban a caer unas gotas y a encapotarse el cielo... Así que corriendo hacia Golegá, a sólo 7 km... Pero antes, justo enfrente de una quinta impresionante llamada quinta da broa... Hemos tenido un percance mecánico serio. Santos venía bastante atrás y cuando llegó me dijo que llevaba la rueda delantera frenada.

Desmontamos el freno, le dimos mil vueltas para descubrir finalmente que el problema era el buje!!

Mal que bien llegamos a golega donde de nuevo los bomberos nos han tratado más que bien, como dicen aquí... Óptimo!! Tenemos hasta sábanas y mantas... Así que hoy nos ahorramos el saco!

Después de la ducha tocaba revisar la bicicleta... Y ahí apareció el primer ángel del camino... El bombeiro de primer nivel, señor Jorge, nos proporcionó todas las heramientas para desmontar el buje... Pero lo más importante, nos propecionó su conocimiento para arreglar algo que no teníamos ni idea. Una de las tuercas del buje se ha estillado y sus restos estaban entre los rodamientos, lo cual bloqueaba la rueda... Así que engrasamos bien el buje y lo montamos de nuevo, a esperas de que aguante lo suficiente como para llegar a la siguiente tienda de bicicletas que está en Coimbra, a unos 130 km de aquí... Y a donde llegaremos el sábado, si la bici aguanta!! En cualquier caso... Gracias Jorge por tu ayuda y conocimiento!! 

Una vez solventada la situación, al menos por ahora, era demaiado tarde para dar un paseo por el pueblo, así que preguntamos a Jorge por un restaurante. Nos recomendó uno que está justo al lado de los bombeiros y que se llama O Parque.

Allí nos atendió Ana, que se ha ganado a pulso ser otro ángel del camino.

Creo que fue Tomás El Bicigrino el primero en acuñar este término. Un ángel del camino viene a ser algo así como una persona que aparece para resolver una situación crítica del peregrino, o cuyo trato y atención hacen al viajero sentirse como en su propia casa.

Este es el caso de Ana. No solamente la comida estaba bienisima, sino que la atención fue exquisita desde el primer momento... Preocupada de que todo estuviera bien, de si necesitábamos más pan, patatas, arroz, ensalada, en fin... Todo amabilidad... Y para rematarlo, nos invitó a 2 chupitos de vino abafado, un vino dulce de la tierra muy rico.

Luego estuvimos hablando de que éramos peregrinos, que íbamos en bicicleta a Santiago... Y nos preguntó a que hora partíamos, y como era demasiado temprano, nos regaló unos bocadillos, zumo y agua para que podamos desayunar mañana.

Ana, gracias en nombre de los Marcos de Ourense por el trato recibido... Por gente como tú merece la pena recorrer estos caminos

REFLEXIONES

Aun no hemos visto a peregrinos, pero sólo por encontrar gente como Jorge y Ana, ya ha mercido la pena haber recorrido todos estos kilómetros.

Por ahora este es un camino solitario, con pocos peregrinos, pero si la afluencia en este camino aumenta, Ana será seguro, esa benefactora del camino como hay en el camino francés o en la vía de la plata.

Por nuestra parte, sólo recomendaros, a todos los que hagáis esta ruta en el futuro que paséis a comer o cenar allí, o aunque sólo sea a saludarla... Saldréis de allí, felices de haberla conocido.

MAÑANA
Mañana será otro día... Lo único seguro es que desayunaremos los bocadillos y zumos de Ana.

Lo demás... Son incógnitas... Aguantará la bicicleta de santos? Lloverá?

En principio, podríamos llegar a Alvaiazere, a unos 65 km... Pero eso sólo lo dirá el destino.

Aprovecho para agradeceros todos los mails de ánimo y apoyo que nos enviais... Son muy muy reconfortantes y animan a seguir escribiendo durante más de 1 hora cada día, muerto de sueño y con un teclado minúsculo... Pero desde luego, merece la pena!

Ah... Y si alguien quiere, a nuestro paso por la comarca de Vigo, venir a saludarnos con un buen vino de la comarca (por ejemplo, un rosal) y unos bichos de la comarca (por ejemplo, unas ostras)... Estaremos encantados de saludarle y de charlar largo y tendido de nuestras vivencias jejejeje

Boa Noite et ultreia et suseia!

jueves, 9 de abril de 2009

Etapa 5: Lisboa - Azambuja. Por fin, flechas amarillas!


DATOS
Hora de salida: 9:22
Tiempo total: 7:28
Km:  72.1
Tiempo pedaleando: 4:57
Velocidad media: 14.5
Velocidad máxima: 46.6

CRÓNICA

Algo que me atrae del camino es el juego de seguir las flechas amarillas que te guiarán durante cientos de km, de lugar en lugar hasta la misma plaza del obradoiro... Y hoy, por fin, pudimos segirlas... Aunque no fue una tarea sencilla.

Amaneció en lisboa y, como hasta las 8 30 no daban el desayuno, alargamos un poco más la cama... Que después de la noche anterior, no vino nada mal.

Desayunamos y rápidamente nos lanzamos a toda velocidad hasta la Se dé Lisboa... Jugandonos la vida entre el tráfico de la capital, y viendo 2 accidentes en un tramo de 3 km!

Una vez allí... La primera flecha... Nunca olvidaré las primeras flechas de cada camino... En Sant jean, en Sevilla... Y ahora está...

Desde ahí, entramos en el barrio de la alfama... No lo conocía y me pareció espectacular, como sacado de otra época y puesto allí, detrás de la catedral... Las calles, las gentes, las tiendas... Todo es diferente, con un encanto especial... Con calles por donde no pasarían las bicicletas con alforjas, llenas de plantas y flores... Sin duda, iré por allí en cuanto tenga que volver a lisboa...

De nuevo, seguir las flechas en ciudad no es fácil. Direcciones prohibidas, flechas en la acera contraria, etc... Hicieron que retrocedieramos varias veces en busca de nuestra guía. Todo sea por dejar a los futuros peregrinos de este camino unos buenos tracks!!!

Con más dificultades de las esperadas llegamos a la expo... Y allí apareció el primer mojón del camino de Santiago y de Fátima.

Hay que reconocer que está zona de lisboa es espectacular en cuanto a arquitectura y modernidad... De nuevo los contrastes se hacen evidentes con otras zonas de la ciudad.

A partir de ahí una salida de la ciudad un tanto laberíntica que nos deja, por fin, en un camino de tierra... Varios km de tierra que agradece nuestra cabeza por la liberación del tráfico, pero no así nuestras posaderas. Ya se habían acostumbrado al rodar suave del asfalto y estas pistas, muy muy duras, llenas de baches, piedras encrustadas y sueltas, han pasado factura...

Flechas hay las justas, y en muchas, demasiadas, ocasiones hemos tenido que tirar de los detalles de una guía que nos prestó Roberto (gracias! Te debemos una!). La guía es El Camino de Santiago Portugués, de la editorial Aguilar... Y es realmente buena y detallada. En resumen, toda ayuda es poca... Pero para los futuros, no os preocupeis que los tracks son muy fiables!

Después de recorrer más de 2000 de caminos de Santiago, hoy he visto algo nuevo, increíble, inaudito...'As flechas del camino te llevan a un ascensor para subir y para bajar de una pasarela que cruza las vías del tren en alverca do alentejo!!! Eso sí, antes, por supuesto, cruzamos las vías a pelo!!! Pero la puerta de salida estaba cerrada con una cadena!... Así que, a coger las escaleras mecánicas y el ascensor!!!

Allí comimos unos bocadillos... Ya era mediodía y apenas llevábamos 35 km recorridos. El avance era lento, en primer lugar porque a veces hay que buscar las flechas en parado o consultar la guía. En segundo lugar, nos hemos habituado a la carretera y la aclimatación a los caminos aun no la hemos hecho. Lo cierto es que mirar atrás y ver ahí, al lado, el puente vasco da gama, después de tanto tiempo de pedaleo, baja un poco la moral.

Seguimos avanzando y llegamos a Alhandra. Y de nuevo el camino nos lleva a una pasarela de escaleras de caracol de unos 10 metros de altura que salva las vías del tren... Así que, tal y como dice la guía, cruzamos el puente de la carretera, que es lo razonable para las bicicletas.

La señalización en este pueblo es muy mala... Y aunque finalmente te devuelve a la carretera para llegar a Vila franca de xira, hemos optado por seguir por un recientemente estrenado carril bici que va paralelo a la carretera y a las vías del tren y pegado al río, con unas vistas espectaculares del puente que cruza el tajo en este pueblo y del Vasco da gama atrás a lo lejos. Sin duda es la mejor opción, la más bonita, la más segura, la más tranquila... El precio a pagar por elegir este tramo es que de nuevo 2 ascensores nos dejarán en el lado adecuado para seguir la marcha. Conclusión... Merece la pena!

En  este pueblo nos hemos parado en su plaza de toros a ver el museo etnográfico... Pero vamos, si os lo saltais, Tampoco pasa nada! Jejeje, pero como es gratis... Allí acabamos!

Después cruzamos un bonito parque a orillas del tajo, donde un señor nos paro para preguntarnos a donde íbamos. Nos contó que el ya hizo 3 veces el camino, que ha ido a Italia y Alemania en bicicleta y que este año iría a París... Siempre por carretera... Y en 12 días. Bueno... Nos dio la impresión de ser un poco fantasma, pero desde luego tiene su mérito a sus 64 años!

Desde allí a nuestro destino apenas nos quedaban 18 km que han sido un auténtico calvario... Casi todo por vías de servicio de grandes industrias pesadas, central térmica incluida, llena de camiones a toda velocidad... Mala señalización, etc...

Y aquí estamos ahora, en los bomberos voluntarios, que nos han atendido muy amablemente y que nos han dicho que ayer durmieron aquí 2 italianas... Estamos deseando conocer a los 2 primeros peregrinos de nuestro camino... Pero que nadie me malinterprete jejeje

Por cierto, de momento el tiempo genial para nuestro quehacer diario. Fresquito a la mañana, sol durante todo el día, pero sin pasar de 20 grados y ausencia casi total de viento. Que dure!

REFLEXIONES

El camino no está pensado para ser hecho en bicicleta. Más bien, no está marcado para ser hecho en bicicleta... Y esto no es una característica exclusiva de este camino.

Puedo comprender que partes del camino vayan por calles en dirección prohibida, pero no cuesta nada pintar flechas también en el suelo de la calle, o en la acera de la derecha para que sean más fáciles de seguir por quienes circulamos por la derecha dentro de la calzada.

También sería deseable marcar las alternativas para bicicletas cuando se llega  a las escaleras de una pasarela...

En definitiva, creo que somos un colectivo suficientemente importante dentro de los peregrinos como para que se tengan en cuenta estos pequeños detalles.

Hoy hemos tenido que tirar de todo lo que estaba a nuestro alcance para seguir lo más fielmente posible el camino. Seguimos flechas amarillas, azules, que son las de fátima y que por ahora nos valen, leímos la guía ante cualquier duda, y hemos tirado de tecnología para avanzar por separado hasta que encontrábamos las flechas a seguir, avisando por walkie al compañero... Y yo me pregunto, no se puede mejorar esto?

MAÑANA

Mañana pasaremos por santarem, donde intentaremos comer sopa da pedra y carallete (esto suena a lo mismo que cazar gamusinos... Pero como nos hayan tomado el pelo, la pagarán con creces jejeje) y problanlemente lleguemos a golegá, que parece ser que fue fundada por una mujer gallega...

BOA noite et ultreia et suseia!

miércoles, 8 de abril de 2009

Etapa 4: aguas de moura - lisboa. La ruta de los castillos

DATOS
Hasta palmela
Hora de salida: 8:16
Tiempo total: 6:13
Km:  40.0
Tiempo pedaleando: 2:41
Velocidad media: 14.8
Velocidad máxima: 51.6

En Lisboa
Hora de salida: 15:56
Tiempo total: 1:40
Km:  10.8
Tiempo pedaleando: 0:55
Velocidad media: 11.8
Velocidad máxima: 53.8

CRÓNICA

Esta etapa nos llevó en un agradable paseo desde aguas de moura a setubal, de allí a palmela donde cogímos un tren a lisboa.

Partimos a la hora de siempre dando las gracias al comandante por el trato y acogida recibidos... Y acto seguido también el ya tradicional desayuno. De ahí hasta setubal un corto recorrido con temperatura más bien baja y mucho tráfico... Pero llegar allí y subir al castillo para contemplar las vistas de la ciudad y de la ría, merece cualquie esfuerzo, incluso el de salvar la fuertes pendientes de subida. De 0 a 100 metros en menos de 1 km de distancia.

Tras un extenso reportaje fotográfico, bajamos de nuevo al pueblo y allí nos encontramos con una pareja de alemanes que van en bicicleta desde porto a faro... Y ya, por fin, camino a Palmela.

Para llegar allí hay 2 alternativas, una carretera comarcal y la nacional 525. Pues bien, todos nos aconsejaron la nacional diciendo que tenía menos tráfico, pero lo cierto es que la otra alternativa era mejor... Lo pudimos comprobar desde el castillo de palmela, a más de 250 metros de altitud desde donde pudimos ver, por fin lisboa, y que domima decenas de kilómetos a la redonda.

Desde aquí pongo mi granito de arena para que el camino de Santiago portugués sea marcado desde setubal y/o palmela. En setubal existe el barrio de Santiago y muchos locales y urbanizaciones con ese nombre... Y en el castillo de palmela, la iglesia principal está dedicada al apóstol, hay un centro de estudios de camino y una exposición permanente... Además el sitio es privilegiado por ubicación, vistas, atractivo y como símbolo e hito del camino.

Cuando ya no teníamos más que fotografiar y ya habíamos pateado hasta el último rincón del castillo, bajamos a la nacional, désandando camino y comiendo en un restaurante de la carretera por 7.50 euros un buffet libre impresionante!

Por último, ya llenos a reventar, bajamos a la estación de palmela y sacamos un billete de tren a lisboa. Podríamos haber seguido más en bicicleta, pero a partir de ahli, no hay nada interesante para el peregrino, hay ya muchísimo tráfico, al final tienes que acabar cogiendo el tren para cruzar el puente y ademas de todo esto, lisboa merece todo el tiempo que se le pueda dedicar y más!

He de advertir que la información en la estación deja bastante que desear para alguien de fuera. En ningún caso da indicaciones de que los trenes van a lisboa... Habrá que tomar el tren a Roma-Areeiro, que es la última de las 4 estaciones de la ciudad y, además hay 2 empresas de trenes diferentes. La que debemos tomar es la de fergobus, que pasa cada hora excepto horas punta que pasa cada media hora.

Es aqui donde tuvimos un pequeño desencuentro Santos y yo ya que estaba bastante nervioso por no tener los horarios y los sitios bajo control, y no fiarse de mi, que lo tenía todo bien controlado, jejeje... Duelo de tercoa, vamos... Y, aunque el resultado es lo de menos, gano 1 a 0 jejeje

El destino del tren es campolide, perímera estación de lisboa, a la que se llega después de cruzar el puente de hierro 25 de abril desde el cual se puede ver, bajo las vías, el agua del mar... Impresionante!!!

Una vez allí, solamente se necesitan 3 referencias para llegar a la Se, que es el punto de partida del camino. Desde la estación ha de llegarse a la plaza de España, subir a la derecha todo recto, por delante del corte inglés hasta la plaza del marqués de pombal, bajar la avenida da liberdade y antes de llegar a la plaza del comercio, girar a la izquierda y subir hasta la Se. Allí os sellarán la credencial y para pernoctar os enviarán a la iglesia de san nicolao o a la pousada da juventude.

Tras pasar por la iglesia y no tener alojamiento, nos vinimos a la pousada, que está justo al lado de nuestra anterior aproximación al marqués de pombal, en la calle andrade corvo 46, con lo cual recomendamos a futuros bicigrinos a pasar antes por aquí, ya que hoy sólo quedaban cuando llegamos, 4 camas.

Las instalaciones son de lujo y cuesta 17 euros desayuno incluido.

Después quedamos para tomar algo con mi ahíjada Carmen y una amiga, Carolina, y para cenar en el bairro alto mientra mi ahíjado Pedro, nos dejaba tirados por un partido de fútbol... Que, por supuesto, perdieron!

Nos tomamos un buen bacalhau con natas, buen vino do alentejo y muchas risas con las peculiaridades del español y el portugués... Luego, una copa de ginga, es decir, licor de guindas, y cuando Pedro llegó, un licor beirao, que no tiene nombre en español pero que todo el que venga a Portugal, debe probar.

Después, tras un pequeño rally por lisboa, nos dejó en el albergue. Eso sí, un poco mareados, por la conducción... O sería por la mezcla? O por la cantidad?... Que más da!

REFLEXIÓN

Mañana empezaremos el camino ya marcado que nos llevará a Santiago. Desde luego que hasta ahora hemos estado peregrinando, pero un camino no es camino si no se comparte una parte, grande o pequeña, con otros peregrinos... Y eso es lo que he echado en falta estos días.

Hoy en el albergue nos dijeron que hace 3 días se alojaron 2 alemanes y un francés que iban caminando... Pues esperamos conocerles en el camino!

MAÑANA

Mañana volveremos a la Se para comenzar a perseguir flechas amarillas durante cientos de km hasta Santiago.... Parece ser que la señalización no es demasiado completa pero confiamos llegar a santarem sin contratiempos.

Por ahora el tiempo ha sido bueno, anque hoy ya había nubes amenazantes y las temperaturas han bajado bastante... A ver si aguanta.

Boas noites et ultreia et suseia

martes, 7 de abril de 2009

Etapa 3: ferreira do alentejo - aguas da moura. Maratoniana etapa de transición

DATOS
Hora de salida: 8:15
Tiempo total: 8:16
Km:  100.0
Tiempo pedaleando: 5:43
Velocidad media: 17.4
Velocidad máxima: 42.0

CRÓNICA

Hoy ha sido una etapa de transición, muy larga pero sin nada positivo que extraer de ella, más allá de que estamos ya cerca de lisboa y estamos bien...

Salimos a la hora de siempre tras despedirnos del jefe de bomberos de ferreira, donde nos han tratado de forma excepcional.

A la salida visitamos la iglesia de las piedras... Con una curiosa forma y desayunamos allí al lado el típico desayuno portugués... Café con leche, es decir, meia leite, y pastel de natas.... Y a seguir un día más la N2 que nos trae desde faro.

Esta carretera es cada vez más comarcal y menos nacional. Cada vez menos tráfico, cada vez más estrecha y cada vez con más baches... Así que genial!! Se puede rodar con total tranquilidad salvo cuando pasa un coche a toda velocidad a tu lado... Ya se sabe, en las autopistas alemanas y en las nacionales portuguesas, no hay límite de velocidad, jejeje. Pero lo cierto es que apenas pasan coches y se disfruta mucho ya que los árboles a ambos lados cierran un túnel sobre la carretera, protegiendo del sol y permitiendo oir el canto de  cientos de pájaros sobre sus ramas. 

Poco antes de llegar a torrao, la nacional se convierte en una calzada adoquinada de unos 4 km de longitud, lo cual término por generarme problemas de rozaduras en la parte de mi cuerpo que se apoya en el asiento... Y es que las costuras del culotte Bicigrino son un poco agresivas jejeje...

En ese tramo de calzada nos encontramos en sentido contrario a un peregrino italiano con destino a Sevilla. Había salido el 15 de febrero de Italia y había llegado hacia 1 semana a lisboa. Ahora llegaría a Sevilla, granada y barcelona... Así que ahí aproveche para decir mi primer... Buen camino!!

Un pequeño avituallamiento en torrao y a seguir hasta alcacer do sal, por un continuo rompepiernas, habiendo dejado ya la N2... Que por cierto, la hemos echado de menos después de recorrer más de 200 km por ella y haber vivido tantas experiencias juntos jejeje

El pueblo es muy bonito, a orillas de la desembocadura del río Salo... Pero nosotros no guardaremos buen recuerdo de el.

La primera en la frente fue en los bombeiros... Hasta ahora siempre se han mostrado muy acogedores e incluso orgullosos de alojarnos. Siempre previa consulta con el comandante, nos han enseñado todas las instalaciones y se han puesto a nuestra disposición para cualquier cosa que necesitáramos... Pero allí no fue así.

Hablamos con un bombero que avisó al jefe del cuartel (creo que es el tercer mando en cuanto a rango después del comandante y del segundo comandante). Pues bien, después de mirarnos con cara de asco, con un desprecio total nos dirigió a la santa casa de la misericordia... Es decir, a donde dan cobijo y comida a vagabundos y gente sin hogar ni medios, ya que según el, ellos no nos pueden dar cobijo.

Más cabreados que una mona, decidimos comer un bocadillo rápido y seguir camino hasta aguas da moura, unos 30 kilómetos más adelante... Y ahí tuvimos el segundo sinsabor... Esta vez culpa sólo nuestra... Entramos en el primer bar que vimos, que estaba vacío y pedimos un bocadillo de carne asada y 2 cervezas.
La carne asada estaba en una enorme pieza encima del mostrador... Y al rato ya nos dimos cuenta de la poca higiene del local, especialmente cuando me ponen un vaso todo sucio y ante la petición de cambiarlo, lo devuelven a la estantería... Y a santos le ponen un vaso con 4 mosquitos muertos dentro y una capa de polvo que los envolvía!

Tras esto, preferimos no pensar y comer rápido los bocadillos... Y ya cuando estábamos saliendo, vemos sl viejo del bar que sale por la puerta con la tabla donde había cortado la carne y empieza a golpearla contra una farola de la calle para quitar la grasa... En fin!!

Y para rematarla, los 30 kilómetros restantes fueron un suplicio con el viento en contra, muchísimo tráfico en ambos sentidos, arcenes bacheados... Que sumados al cabreo, el revoltijo del estómago y las rozaduras del trasero hicieron que lo sufriera como si fueran 60!

Afortunadamente una vez llegados aquí, el comandante rui nos autorizó a quedarnos, quiso conocernos personalmente y se encargó en primera persona de enseñarnos las instalaciones y de que no nos faltara de nada.

Planificamos la etapa de mañana... Fuimos a visitar un alcornoque centenario, cenamos bien y luego nos bajamos unos cuantos chiputos de LC para matar los gérmenes y estar así mañana en plena forma.

REFLEXIONES

Tras el incidente de hoy, quiero dejar claro que hasta ahora sólo podemos calificar de sobresaliente la acogida de los bombeiros... las instalaciones son mucho mejores que la media de los albergues españoles,  son encantadores, serviciales, y te acogen como uno más de los suyos... pero ovejas negras las hay en todos lados... Y este señor, jefe de los bombeiros de alcacer (al menos así se nos presentó), además de un prepotente es un ignorante y probablemente ha tomado una decisión que no le correspondía, ya que ni siquiera ha consultado con su superior como si hicieron en el resto de sitios. Para los que vengáis en el futuro... Espero haberos dado pistas de donde merece la pena parar y donde no... Y eso que el pueblo bien merece una visita!

MAÑANA

Mañana llegaremos a lisboa... Punto de partida del camino de Santiago portugués según está marcado. Llegaremos a setubal y de allí a palmela para ver el imponente castillo. Allí probablemente cojamos un tren hasta lisboa.

A lisboa sólo se puede llegar cruzando 3 puentes...
* El 25 de abril: imponente puente metálico a 2 niveles. Por arriba es una autopista de peaje de 3 carriles en cada sentido y por debajo pasa el tren. Te deja prácticamente en el centro de lisboa y durante muchos años era el único acceso directo a la ciudad desde el sur. No puede cruzarse en bicicleta ni caminando

* el Vasco da Gama: impresionante puente de más de 15 km construido como segundo acceso desde el sur a lisboa con motivo de la expo 97 de lisboa. Se trata de una autopista de peaje de 3 carriles en cada sentido y no puede cruzarse ni en bicicleta ni caminando. Llega a lisboa en la zona de la expo.

* puente de Vila franca de xira: permite cruzar el tajo de sur a norte pero a 35 km de lisboa. Se puede cruzar en bicicleta, pero lo descartamos por el rodeo que supone.

En definitiva, mañana cogeremos el tren en algún sitio, posiblemente palmela, para así tener más tiempo para visitar lisboa... Que aunque ya la conozco bastante, la veré desde una perspectiva diferente.

Boa noite et ultreia et suseia