lunes, 26 de marzo de 2007

Etapa 2: Zubiri - Cirauqui

Hora de salida: 9:00
Hora de llegada: 18:30
Tiempo rodando: 5:34 h
Distancia recorrida: 60.3 Km
Velocidad media 10.9 Km/h
Velocidad máxima: 48 Km/h

Hola a todos de nuevo... realmente estoy sin palabras. Lo de ayer me había parecido duro, pero la etapa de hoy lo ha superado con creces. Esto lo acabo de confirmar al ver los datos del pulsómetro.

Ayer estuve cenando con la canadiense que se alojaba en el albergue... se regaló por su 50 cumpleaños hacer el camino andando... toma ya!!! Por cierto, que el albergue, pequeñito pero muy cuco. Como anécdota, al ver que me tocaba en la habitación con tres francesas ya entradas en años, pensé qeu no necesitaría los tapones para los oidos... Craso Error!!! Aquello era una opereta a 2 voces!!! así que, sin encender las luces buscando los dichosos tapones que no aparecian... vamos, una odisea!

Pasando al día de hoy, la climatología inmejorable! Nublado todo el día pero sin llover. Temperatura suave y viento flojo... quien puede pedir más? Pues nada... antes de salir y previniendo lo del día anterior me pongo mi camiseta, maillot, cortavientos, chuvasquero, gorro... y a medio camino... fuera chuvasquero, gorro, cinta y demas...

Salí de Zubiri y aun sin haber leido a Bicigrino, opté por la carretera. El camino discurria al lado del río que iba casi desbordado, así que... no había duda. Lo malo es que llegado a un punto me perdí y fui a dar a Huarte. Eso si, fui a dar a un bar que hacen los mejores bocatas de tortilla del mundo... y como no había desayunado todavía... pues que mejor ocasión!

Lo dicho, me perdí y cuando un señor guardia local se dignó a hacerme caso (15 min. con el movil con una llamada personal!!!) me guió hasta el puente de entrada en Pamplona. Ya conocía Pamplona, pero esta vez me pareció especialmente bonita! y además, para ser una ciudad está perfectamente señalizado el camino. Ahí me encontre un montón de peregrinos de diversas procedencias... así que, tal y como soy yo... pues saludando a diestro y siniestro.

La salida de Pamplona por junto a la universidad con el correspondiente sello me dejó en Cizur Menor, donde reposté bebida y comida. Pregunté por la subida al monte del Perdón y no me la recomendaron debido a la abundancia de agua y barro del deshielo.

Y claro... ante las recomendaciones... pues NO hice caso!. Me llené de fuerza y me lancé poco a poco por largas pistas de ligerio pero continuado ascenso con una también ligera pero en contra brisa que me dejó extenuado. Ahí recurrí a uno de esos sobrecitos de glucosa en los que hasta ahora no confiaba demasiado... pero FUNCIONAN!!! Lo cierto es que me dio mucha energía para seguir. Estaba un poco preocupado por el ritmo de avance porque llevaba rato viendo a varios peregrinos andantes y no me acercaba a ellos... tuve que parar varias veces, otras bajarme a empujar... y todo esto antes de llegar al pie del monte. Para que os hagáis una idea, había un trozo de sendero derrumbado de las riadas!!

Pero si eso fue duro, la subida propiamente dicha... fue un infierno!! bajaban rios de agua, el barro cubria mis botas y cuando no había agua era nieve!!! Me resultó muy muy duro, mucho mas que cualquiera de las rampas del día anterior con nieve... Poco antes de coronar me alcancé a una guatemalteca y un sueco que eran pareja y aprovechamos la ocasión para fotografiarnos unos a otros en el monumento de homenaje al peregrino (pq no sale ninguno en bicicleta??)

La bajada... sin palabras... vaya pedregal!!!! nunca me alegré tanto de haberme comprado la bici con frenos de disco!!! Si te caes ahí no te recogen hasta 1 km más abajo jejjeeje. Una vez terminado, más barro, mas agua y mas sufrimiento.

Cmaino de Puente de la reina, hice un desvio para ir a ver el santuario de la virgen de Eunate... preciosa iglesia octagonal con alabastro en lugar de cristaleras para quue pase la luz! Allí conocí a 2 ingleses que sal´´ian de la iglesia. En el albergue de al lado conocí a la señora que lo atendía. Era suiza... así que como yo nací allí, estuvimos un buen rato charlando y... había estado en el albergue de Ourense y en A Chavasqueira... pues eso, que la conversación se alargó, y alargó... jejejej

hasta Puente de la Reina. Allí me encontre con los 3 italianos del día anterior, que hacía parada alli.

Eran las 16:30 de la tarde y yo seguía pensando en llegar a Estella. Sin agobiarme, pero con eso como objetivo. Sali del pueblo y volví alas pistas... anchas y llanas, en bajada... poco hacía presagiar lo que se avecinaba. A partir de la mitad de la pista, un barrizal de ARCILLA que no me dejaba moverme. Las ruedas embotadas, el cambio de atrás ni se veia todo, absolutamente todo (menos yo, gracias al guardabarros y al transportin) lleno de un barro denso imposible de despegar. Eche pie a tierra y empujando la bicicleta logré avanzar más por orgullo que por fuerzas. Cuando ponga las fotos podréis imaginaros el calvario que pasé.

Total que agotado y exhausto, decidí parar en Cirauqui. Un pequeño pueblo medieval que tiene un albergue (Maralotx) regentado por Ainhoa que es ESPECTACULAR!!! SIn palabras. Allí me encontré a los ingleses de Eunate. Un padre y un hijo encantadores con los que comparto habitación y he compartido cena... y que cena!!! Ainhoa, no puedes poner tanta comida (y tan buena) que al día siguiente tenemos que seguir!!!!!

2 comentarios:

KiliKolo dijo...

Marcos, echo de menos las caritas, para ponerte la ola, la adulación, y todo lo que sea para coronarte con ese par de coj... que tienes.
Yo se lo que es tener las ruedas bloqueadas por el barro y no poder anadar mas de 50 m. seguidos.
A partir de ahora el tópico será "Tienes más moral que Marcospg". Yo creo que el espiritu vital de Sancho El Fuerte te ha invadido. Nada te detiene.
Leo tu crónica y se me ponen los pelos de punta de la emoción. Disfruto un montón leyendo.
Sigue así compañero, sufriendo y disfrutando, que nosotros aqui lo sentimos igual.
Si algunos futbolistas tuviesen tu moral y ese par de ....

Anónimo dijo...

Quieremos mandarte un mensaje de ánimo, tus compañeros abg, jfs y yo mismo pds. Intentaremos desde aqui empujar tu bici aunque sea con apoyo moral, ánimo.

Ninguno dudábamos de ti ;-)